martes, junio 22, 2010

Freddy Rincón - Crecen las emociones en Sudáfrica

Si algo bueno, en lo personal, me está dejando Sudáfrica 2010, es que al menos por casi un mes tendré mis horas de sueño como una persona normal. Me despierto a las 5 y 30 y me acomodo en el sillón a las 6, bebo un litro de agua y listo para ver los partidos del mundial.
Como casi siempre leo el diario colombiano El espectador, que dicho sea tiene columnista de primera fila y prosa afilada, me di con la, digamos, “risueña” sorpresa de toparme con la columna Desde el rincón, a cargo del histórico delantero colocho Freddy Rincón (en la imagen). En esta columna el ex jugador pasa revista a lo más saltante de la gesta deportiva que, pese a que no me está gustando como esperaba, me tiene a fin de cuentas muy atento a la misma. Leamos entonces Crecen las emociones en Sudáfrica.


Argentina está de vuelta, con un fútbol práctico y con mucha velocidad. Está prácticamente clasificada.
Messi le está dando finalmente a su selección lo que todos le conocemos, con sus gambetas y su gran visión de juego. Está demostrado que Maradona tiene el grupo en sus manos y que, cuando se pensó que Corea iba a complicarlo, aparecieron nuevamente los llamados al protagonismo, como Tévez, con esa gran entrega y velocidad que anima a cualquier compañero que esté a su lado. Higuaín está mostrando por qué fue llamado y por qué es titular en el Real Madrid. Agüero mostró mucha energía y firmeza para recuperar la pelota y volver para ayudar a sus compañeros.
Los alemanes, que triunfaron en su primer partido y en el segundo perdieron uno que se daba como ganado, pero en el fútbol no hay nada escrito. Con un jugador expulsado y con oportunidad de empatar, no lo logró: Alemania perdió y ahora debe ganar para buscar su clasificación.
México se está convirtiendo en protagonista, con un fútbol objetivo, de gran colaboración de sus jugadores y con gran liderazgo de Rafael Márquez.
Estados Unidos es una selección que sirve como ejemplo para Colombia, a pesar de tener la certeza de que nuestro jugadores tienen más calidad. Ellos conocen sus limitaciones y luchan el tiempo entero y, a pesar de no haber ganado, están vivos, con el objetivo muy claro y con la mentalidad de luchar hasta el final. Si se quedan por fuera, será a un precio bien alto y con mucho sudor, cosa que nosotros estamos perdiendo. Ojalá que con la llegada del Bolillo se recupere eso.
Uruguay tiene hoy en día tres cosas importantes: voluntad, ganas y fútbol, con un Forlán que, indudablemente, es uno de los grandes delanteros que hay en el mundo, con una movilidad constante en el ataque y una gran versatilidad que los llevan a tener la oportunidad de clasificación bien cerca.
Yo, realmente, por haber jugado tres copas del mundo, creo que el Mundial está comenzando. Las grandes emociones están llegando de una forma inesperada, con un montón de sorpresas, con la caída de grandes favoritos. En el fútbol no hay lógicas y eso lo sabemos todos. Una vez más, lo estamos viendo y es real.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal